Aceite de cocina usado como combustible, la idea que Ford quiere consolidar

Escrito por el

Ford probó con exito el biocombustible llamado Neste MY Renewable Diesel, un combustible diesel renovable basado en aceites usados, como una alternativa a los combustibles fósiles convencionales, comenzando específicamente con sus camionetas Transit.

Este biocombustible consiste en un aceite vegetal hidrotratado, probado con éxito en la van Ford Transit que tiene un motor diésel de 2.0 litros Ecoblue que no requirió ninguna intervención mecánica para trabajar con este biodiésel.

Los vehículos impulsados por aceite vegetal hidrotratado (HVO) producen menos emisiones de gases de efecto invernadero y NOx que los que funcionan con combustible diesel tradicional. Con esto, los gases pueden reducirse hasta en un 90% en comparación con un equivalente diésel

El HVO se crea utilizando hidrógeno como catalizador y incorpora grasas animales y aceite de pescado, lo que permite que al momento de la combustión sus desechos sean más limpios y que el desgaste del motor sea mucho menor, en comparación con otros combustibles. La obtención de materiales también es bastante fácil, ya que el HVO se basa en el aceite usado que se puede obtener de hogares y restaurantes.

Una iniciativa de la Unión Europea llamada RecOil también está trabajando para aumentar sus colecciones domésticas de estos aceites con el fin de impulsar la producción de biodiesel.

Ford dice que probó a fondo el HVO con su motor EcoBlue de 2.0 litros antes de que el combustible recibiera luz verde. También asegura que cualquier vehículo que funcione con HVO no tendrá problemas cuando los combustibles diesel regulares se mezclen en el tanque. En cuanto a su disponibilidad, ahora está a la venta en Europa y se ofrece en forma pura o diesel.

“Permitir que nuestras camionetas funcionen con combustible hecho de desechos, incluido el aceite de cocina usado, puede parecer exagerado, pero el uso de aceite vegetal hidrotratado es, de hecho, una forma muy real en la que los conductores de tránsito y los operadores de flotas pronto podrán ayudar a todos disfrutar de una mejor calidad del aire”, dijo el gerente general de vehículos comerciales de Ford de Europa, Hans Schep.

Además, el HVO ayuda a los motores diésel a arrancar más fácil a bajas temperaturas, tiene una vida útil más larga y no empeorar la calidad del aire.

Su mayor obstáculo es que en la actualidad son pocas las estaciones de servicio que proveen HVO pues sólo se encuentran en principalmente en Escandinavia, en donde está disponible como HVO puro o como una mezcla con diesel fósil. Sin embargo, en términos de autonomía y operación no habrá problema en tanquear el vehículo con un diésel o biodiésel tradicionales pues el HVO es perfectamente compatible con ambos.

Foto Cortesía: SME Tech Guru

Escrito por: Brayan Chaparro


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Radio Online – En Vivo

Current track
TITLE
ARTIST

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram